Yo, otro libro egocéntrico de Juanjo Sáez

Yo, otro libro egocéntrico de Juanjo Sáez

ISSN 2171-9985 Núm. 12
08.03.2011

Mondadori. Barcelona, 2010.
232 páginas – 20,90 €.

Juanjo Sáez (Barcelona, 1972) es dibujante, ilustrador e historietista y después de trabajar para agencias de publicidad, fanzines, periódicos, suplementos y revistas, ha comenzado a recopilar sus trabajos en formato libro.

Puede ser que Sáez, con este gesto, intente dar al tebeo el espacio que se merece en las librerías; o que en algún momento sintiese terror al pensar que sus tiras y viñetas pudieran caer en el olvido si no los recogía un formato menos efímero. Pero no nos engañemos. Lo que Sáez quiere es mayor libertad, dar esquinazo a los que le ponen límites:

Yo ya me he topado con ella [la censura] varias veces y sé que es cierta, y la realidad es que solo te puedes REIR del devil (algo que de por sí está muy feo), también te puedes reir de los POLÍTICOS (depende). Pero con las MARCAS que se anuncian en los MEDIOS DE COMUNICACIÓN NO.

Con el humor más descarado, el trabajo de Sáez enseña lo que siente y padece su autor. No se disfraza de nada. Por no disimular no cambia ni siquiera las faltas de ortografía, que las hay, y muchas. En Yo, otro libro egocéntrico de Juanjo Sáez, la crítica más corrosiva se mezcla con el análisis del egocentrismo que recorre su obra. Ya lo dice el subtítulo: todo lo veo desde MÍ. Modernidad, música, política o sociedad se mezclan con asuntos personales.

Y en la mezcla encontramos lo mejor: que el lector entienda sus pequeños relatos desde la primera palabra, que sus historietas no tengan rincones de oscuridad, que no existan sobreentendidos: es el gran valor de todo escritor popular. Aunque todos vemos la vida desde nosotros mismos, todos hemos tenido alguna vez la duda de cómo funciona la lavadora, quién nos pelará la fruta o cómo se friega el váter del mismo modo que todos hemos vivido el terrorismo, el machismo o el hundimiento del Prestige.

En España, dicen algunos, sólo puedes hacerte publicidad de la buena porque como digas algo más estás perdido. Juanjo Sáez dice mucho más. Siempre. Porque, como él mismo apunta, el humor es mal educado, excesivo, inesperado y extremo. En el humor no hay medias tintas.

No sé si seguiré encontrando a Juanjo Sáez en Rock de Lux, H., El Periódico de Cataluña, Qué leer, El País o El Mundo, pero lo espero. Hay otros historietistas, pero no son Sáez. Porque el humor, al fin y al cabo, o es atrevido o no lo es.

Inés Hermosilla

 

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>