¿Nos gobiernan esdrújulas o llanas?

imagen seccion Israel Pedros

ISSN 2171-9985 Núm. 18 (27.03.2013)

Ayer, en el ascensor, coincidí con un vecino. Me dijo que iba al ultramarinos porque se había quedado sin leche. Aunque me creó inquietudes eso de “ultramarinos”, me detuve antes de empezar a fantasear con submarinos porque tres pisos no dan para mucho diálogo y la junta de vecinos me ha prohibido que detenga el ascensor para dilatar las conversaciones —«sí, incluso aunque sean sobre Schopenhauer», apostillaron—. Yo le iba a decir que me dirigía a la RAE porque me habían robado una esdrújula, pero no me atreví, así que he preferido contarlo a través de este artículo.

Resulta que el otro día, en un texto, vi la palabra “elite” y probé a pronunciarla para que no fuese esdrújula y desafinaba. Como el autor del citado texto es muy inteligente, pensé que era raro que se hubiera equivocado. Acudí al ultramarinos del lenguaje y sí, la RAE recogía ambas formas: “élite o elite”. Dejando a un lado el que mis sospechas contra el autor fueran o no infundadas, no me ha quedado claro el porqué de tamaña bipolaridad. Desde aquí hago una llamada a quien me lo resuelva. Pero mientras espero y contemplo la cartera (Cuaderno10 amablemente les dará mis señas a las interesadas) me ha venido a la mente aquel tópico recurrente que creo que se le atribuye a Platón y que decía que debía gobernarnos la aristocracia (que según tengo entendido procede de ‘aristos’= los mejores), la élite. Por tanto, echando tan sólo un vistazo, vemos que hay una elite, imperfecta, que se presupone superlativa, que aparenta ser esdrújula y que en realidad es tan sólo llana. ¿A ustedes se les ocurriría siquiera imaginar que alguien en Moncloa tuviera doble vida: que se vistiera de esdrújula y corbata durante el día para por las noches, en cambio, acabar allanando su morada? No quiero ni pensar en qué agudizan el ingenio de madrugada.

Todo ello nos podría llevar a hablar de la decadencia de lo esdrújulo, pero eso se lo dejo a los expertos: llamen a su filólogo de guardia. Eso sí, como ciudadanos están obligados a pensar si nos gobiernan esdrújulas o llanas.

Por último, permítanme añadir un consejo a modo de consuelo para mi vecino del tercero: No estés triste, que hay muchas tildes en el mar.

Israel Pedrós Pastor

 

! Comentario

  1. Herminia's Gravatar Herminia
    28/03/2013    

    Sobre quién nos gobierna, la Wikipedia nos saca de dudad…nos gobierna “La llana”: herramienta que se utiliza para los trabajos de blanqueo…y alguna cosa más. Con esto ya no tengo ninguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>