¿Hay literatura en la policía?

imagen seccion Israel Pedros

ISSN 2171-9985 Núm. 14 (22.02.2012)

El militar es una planta que hay que cuidar con esmero para que no dé sus frutos. [Jacques Tati]

Desde tiempos inmemoriales, para evitar las discrepancias políticas, siempre había un puerto donde atracar las barcas del consenso: ¿quién puede pegarle a un niño? Y quien traspasaba esa frontera recibía el desdén de la sociedad. La candidez siempre enternece. Pon un video de un niño sonriendo y todo el mundo sonreirá (con el tiempo el superhéroe del Powerpoint trajo gatitos, pero eso ya es otra historia).

Las narradoras de la hipocresía hace años introdujeron en su prosa a varios protagonistas: la hucha y un negrito y un eslogan con pareo: voluntad y domund. Pero el niño tenía que estar lejos, para idealizarlo; así cuando lo pusieran a trabajar en una mina o a coser nuestras ropas, siempre podríamos decir que la monedita fue para otro.

En Valencia recientemente cuentan que la primavera ha surgido en febrero. Paradoja que los calendarios no han sabido descifrar, pero sí los reumas que han despedido enérgicos a un siberiano. El frío es un tema recurrente, si no están de acuerdo es porque viven en una casa sin ascensor. El frío llevó a unos niños a la calle porque les quitaban las estufas. Los cínicos les respondieron que en el botellón no las echaban de menos. Los cínicos tienden a confundir las edades, véase el Vaticano (por cierto, aún no escuché a ninguno evocar los mandamientos). Los policías no acostumbran a ser personajes buenos en las novelas. Tampoco son ellos de mucho leer. Alguien podría objetar que sí pero que más de filosofía, en concreto de aquel lúcido norteamericano, Bush hijo, que esgrimía que para acabar con los incendios forestales había una solución eficaz: la tala masiva. Los militares dicen que ellos sólo acatan órdenes porque siempre estuvieron de acuerdo con aquella cita de Groucho: «La inteligencia militar es una contradicción en los términos». Por tanto hemos de buscar a sus guionistas, que creyeron que la violencia es mejor que la educación en cualquier historia democrática. La respuesta visceral no produce buenas novelas y leyó en la biblia que había que poner la otra mejilla.

Cuentan que el día que posteriormente se haría célebre por la toma de la bastilla, algún Luís (los luises si son monarcas siempre fueron de escribir diarios) dejó constancia: «Hoy 14 de Julio 1789. Desayuno mi vaso de leche y está frío…» La literatura nos enseñó que no se puede hacer oídos sordos a lo que pasa en la calle, y el arte que Saturno tuvo indigestión y sólo con un hijo.

Los estudiantes del Luís Vives (y de sus mil franquicias) le han despojado la retórica a tanto sermón sobre la pasividad, la inconsciencia y la edad del pavo. Lo han hecho con los argumentos que les contamos de que la democracia es un mundo de derechos esenciales y que estudiar vale la pena. Sapere Aude que decía aquel. Kant hoy es una estudiante que enseña a leer a los inquisidores uniformados, que creen que las porras son ascuas. Quién sabe, igual mañana habrá literatura en la policía…

Israel Pedrós Pastor

 

3 Comentarios

  1. Ezequiel's Gravatar Ezequiel
    03/03/2012    

    El tiempo pone cada cosa en su sitio y, ni lo niños carecían de estufas, ni los recortes existían, ni eran tan niños.

    - Luis Vives jamás tuvo carencias de calefacción y el último corte de electricidad fue hace 7 años debido a un apagón.
    - Los llamados “recortes en educación” son la reducción en los sexenios a los profesores.
    - Cortar las calles sin autorización está prohibido y por la mañana se retiró a los chicos de Luis Vives que, ciertamente, la cortaron en apoyo a sus profesores (a esas edades te apuntas a un bombardeo). El problema llegó por la tarde/noche donde no tan niños aparecieron a fin de liarla. 13 heridos, 11 de ellos policías.

    Conclusión: Menos lastimería hacia unos “niños” que han sido tristemente manipulados y más comprensión hacia unas fuerzas del orden que hacen cuanto está en su mano para que todos podamos disfrutar de nuestros derechos: tanto los que cortan la calle como los que transitan por ella.

    • Gandhi Pérez's Gravatar Gandhi Pérez
      12/03/2012    

      Pensar que sólo se manipula a los estudiantes es como mínimo, pecar de narcisismo.
      Las primeras agresiones se produjeron a menores de edad, hay constancia de ellos (audiovisual y en el juzgado). Más tarde, acudimos todos los ciudadanos, lógicamente. Según su comentario, ello justifica la violencia contra el enemigo (jefe de la policía dixit, militante de España2000 por cierto).
      Que los recortes en derechos sociales se están produciendo es hecho evidente y aún más en Valencia (me prevengo contra el contrataque: el anterior gobierno es igualmente culpable) y reducir los sexenios sigue siendo injusto. No enumeraré cargos y obispos a los que no se les han rebajado.
      Por cierto, ¿qué opina de que se corte el tráfico durante medio mes en Valencia.. deberían entrar las fuerzas del caos a por carpas y casales? ¿También está manipulada toda la prensa internacional? Y finalmente, no le parece sintomático que la fallera infantil pueda prescindir de sus clases pero si unos estudiantes deciden (independiente de sus motivos) hacerlo sufren literalmente, operaciones de sutura en su cráneos?
      PD: Supongo que no es de debatir, pero su comentario me lo ha exigido. Buenas tardes

      • Ezequiel's Gravatar Ezequiel
        13/03/2012    

        Muchos frentes abrió el Sr. Pérez, incluyendo en ellos organismos tan dispares como el partido político España2000, la Iglesia Católica o los falleros. Quizás el Sr. Pérez mete a todos ellos en el mismo saco y los acusa de ser los causantes de todos los males que azotan este país. Quizás. Al fin y al cabo ellos están en continuo contacto con los cuatro ancianos que, desde su oscuro cubil, dominan este mundo y el otro. Dudo mucho que jamás pueda ponerme de acuerdo con el Sr. Pérez, pues hace gala de un estilo Marxista-Autoritario. De ese Marxismo al cual le encanta la ?lucha? pero solo cuando son ellos los que golpean; los demás deben quedarse quietos y mirar atónitos los acontecimientos. Y no se da cuenta que cuando uno lucha y el otro no, resulta que no es lucha sino tortura y eso es lo que pretende conseguir la Kale-Borroka valenciana otorgando el ?poder divino? del hacer y el deshacer a los cuatro imbéciles que se reunieron en la calle y recibieron unos cuantos porrazos (bien gestionados).

        Supongo que al Sr. Pérez le parecerá correcto y en todo permisible que se insulte a las fuerzas y cuerpos del Estado y a las Autoridades e incluso si éstos se resisten y comienzan a detener personas, es lícito arrojarles piedras y botellas (las cuales bien podrán abrir algún que otro cráneo de gentes que, sin protección, se encuentren cercanos a los agentes). Es por ello que recomendaría un experimento: baje usted mañana por la mañana a la calle y al primer policía con el que se cruce empieza a soltarle todo tipo de improperios a cada cual mayor. ¿Le detendrá el Policía o forma parte de su trabajo aguantar a energúmenos sin realizar detención alguna? ¿Le parece a usted esto normal? Si es usted detenido y usted se resiste, el guardia deberá soltarlo y dejarlo escapar o será denunciado por brutalidad policial además de que el detenido tiene derecho a lanzarle objetos al agente. Es ley marxista: todo menor y mayor de edad puede hacerlo. Si es usted un auténtico marxista, pruébelo mañana. Disfrutará.

        ¡Pues no me reí con lo de que el Jefe Superior de Policía de Valencia, D. Antonio Moreno, nombrado en su cargo por Alfredo Pérez Rubalcaba en 2008, está afiliado a España2000! Supongo que también creerá usted cosas tales como:
        - La policía golpeó a un ciego (hay fotos en internet). Pero fue a la inversa y no era ciego (véase videos).
        - La policía quitaba el parte de lesiones a la salida del hospital (hay audio sobre ello). Te quitan el papelito y ¡ale! ya jamás te atendieron ni hay constancia de ello.
        - España2000 llamó y amenazó al Instituto Luís Vives. Oiga, mire, soy de España2000 y le voy a matar a usted. xD

        Conclusión.
        Primavera Valenciana (o los roji-progres de siempre) vienen a decir: si no ganamos en las urnas, ganaremos en la calle; y si ahí tampoco ganamos, lloraremos en los blogs, foros, diarios afines y en cuantos medios podamos. Lo que no sabe la Primavera Valenciana es que la mayoría de personas que habitan esta tierra no los traga e incluso está harta de ellos y de sus tonterías ya que con sus políticas no solo no saldríamos de esta crisis en la que nos metieron, sino que nos hundirían aun más en el lodo. Con sumo gusto seguiría y le daría a usted clases magistrales de macroeconomía, respeto a las personas y otras materias de su interés, pero tengo otros quehaceres que precisan de mi atención. Buenas tardes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>